La Asociación para la recuperación del bosque autóctono (ARBA) reforesta durante este otoño las laderas del monte de Fajardo en el puerto de Cartagena

0
403
Reforestación en el monte Fajardo
Reforestación en el monte Fajardo

La Asociación para la Recuperación del Bosque Autóctono (ARBA) es una organización nacional que tiene como principal objetivo la recuperación de los bosques que antiguamente cubrieron la Península Ibérica y para ello utiliza exclusivamente especies autóctonas propias de la zona.

Este pasado sábado 10 de diciembre, ARBA Cartagena, junto con un grupo de 25 voluntarios, realizaron los primeros trabajos de recuperación de los bosques autóctonos en el entorno de la batería de Fajardo con la plantación de unos 300 árboles y arbustos tales como el ciprés de Cartagena, el cornical, el acebuche, el lentisco o el palmito.

Estas actividades de reforestación se enmarcan dentro de las actividades de divulgación del proyecto LIFE Tetraclinis que tiene por objetivo la conservación y recuperación de los bosques de ciprés de Cartagena (Tetraclinis articulata), un tipo de ecosistema que la Unión Europea ha catalogado como hábitat 9570. Se trata de un tipo de bosque mediterráneo excepcional por la gran variedad y biodiversidad de especies botánicas y propio del norte de África y que en todo el continente europeo sólo existe en las sierras de Cartagena, desde el monte Roldán hasta Cabo de Palos. Muchos de estos bosques singulares de ciprés de Cartagena han llegado hasta nuestros días gracias a que han quedado protegidos en montes de propiedad pública, militar principalmente, como los del monte Roldán o los de la batería de Cenizas.

El proyecto de reforestación del monte de Fajardo cuenta con la colaboración de la Armada Española, propietaria de los terrenos y de la Asociación de Naturalistas del Sureste (ANSE).

El propósito de ARBA Cartagena es continuar con las actividades de recuperación de estos bosques excepcionales en el monte de Fajardo durante el mes de diciembre convocando varias actuaciones de reforestación con voluntarios.

 

 

Dejar respuesta